La elegancia a través del lente de Mario Ramos

Breve semblanza biográfica

Toda época es ciega a su propia fealdad e ignorancia. La nuestra se ha presentado como una apología al mal gusto, puesto que la sensibilidad artística se pierde entre las inclinaciones estéticas de las masas que aplastan lo bello.


Hace medio siglo a nadie común y corriente se le hubiera ocurrido llamarse fotógrafo o cineasta cuando Hollywood y Europa producían, por ejemplo, Ben-Hur (1959) y La Dolce Vita (1960), y la fotografía hacía estremecer conciencias mostrando lo horrores de Vietnam.


La ultra modernidad y el imperio del teléfono celular han puesto en peligro estos dignos oficios debido a que el vendaval de la imagen satura las posibilidades del buen gusto.


El cineasta, fotógrafo y productor Mario Ramos parece saber que lo que antes era privilegio de unos cuantos ha caído en manos de las sociedades masificadas. No obstante, sus fotografías, que retratan lo que el tiempo aherroja, convirtiéndolo en material estético para servir de portadas de libros, por ejemplo, o ilustraciones de ensayos, artículos y crónicas en revistas, dignifican el sentido supremo de la imagen.


En el cine Mario Ramos se ha destacado con los cortometrajes Vuelve con nosotros (2016), Chocolate (2017), y con el documental Brigade (2017). En este 2020 saldrá su primer largometraje, La Condesa, un film rodado bajo el liderazgo de un equipo mayormente hondureño con cooperación norteamericana y con un elenco de actores internacionales.


No se esperan de La Condesa veloces escenas, sino unas de estancamiento en el tiempo, propios de la trama: la de una familia agobiada por un terrible secreto.


La Condesa, ideada por el guionista Oscar Estrada, es la reina del clan que persigue con sus sombras al resto de la familia, y que posiblemente no entre en el Gran Diccionario del Mal Gusto, por darle un título a nuestro tiempo.


Auguramos, por el momento, elegancia, propia del lente de Mario Ramos, para este film que por su apuesta puede ser la sorpresa del contemporáneo cine centroamericano.


Roberto Carlos Pérez (Granada, Nicaragua). Músico, narrador y ensayista. Estudió Música en Duke Ellington School of the Arts y se licenció en Música Clásica por Howard University, en Washington D. C. Además, es máster en Literatura Medieval y en los Siglos de Oro por Maryland University. Producto de sus investigaciones son los numerosos ensayos aparecidos en revistas nacionales e internacionales. Es autor del libro de cuentos Alrededor de la medianoche y otros relatos de vértigo en la historia (2012), de la novela corta Un mundo maravilloso (2017), y del libro de ensayos Rubén Darío: una modernidad confrontada (2018). Ha sido incluido en las antologías Flores de la trinchera. Muestra de la nueva narrativa nicaragüense (2012), Un espejo roto (2014), Nicaragua cuenta (2018) y SOS Nicaragua (2019). Su cuento «Francisco el guerrillero» fue traducido al alemán y apareció en la antología Zwischen Süd und Nord: Neue Erzähler aus Mittelamerika (2014). Es también editor del libro en homenaje al poeta mexicano José Emilio Pacheco: José Emilio Pacheco en Maryland (1985-2007), de la edición crítica de la novela El vampiro (1910), de Froylán Turcios y de Breve suma (1947), antología original de Joaquín Pasos. Sus áreas de investigación incluyen los Siglos de Oro y el teatro áureo español, el Modernismo y los efectos de la guerra civil nicaragüense en la literatura contemporánea. Roberto Carlos Pérez es miembro colaborador de la Academia Norteamericana de la Lengua Española y secretario de la Delegación de Washington, D.C. de esta entidad. Es también miembro del Centro Nicaragüense de Escritores. A su vez, es parte del consejo editorial de Revista Abril y cofundador y editor en jefe de la revista Ágrafos.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2020 Casasola Editores LLC

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon